Colores, Política y Moda

Moda, más allá de propuestas estéticas que dominen las tendencias de la temporada, es también entornos, contextos y puntos de vista. Moda es la relación que se puede establecer entre un diseñador y la política.

El partido Nacional Socialista (NAZI) fue moda -desde cada aspecto que se le vea-. Tuvo ese seguimiento fervoroso que crean las colecciones que corren con la suerte, o desdicha, de llegar a cada rincón del mundo. Pero también tuvo uniformes impecables, caquis, que emitían un mensaje. ¿El creador de dichos uniformes? Hugo Boss.

Venezuela también tiene una interesante relación entre moda y política; el presidente encargado durante la época de la pacificación, Rómulo Betancourt, enfrentaba los embates de las corrientes comunistas, después de una salida abrupta de las vías caudillistas. Eran momentos de enfrentamiento, de crítica y guerrilla. Objeto de acusaciones por robo a la nación, Betancourt declaró que de ser un ladrón, habrían de quemársele las manos.  Poco tiempo después, fue víctima de un atentado. Una bomba en su carro explotó y como resultado, quemó una gran porción de su cuerpo.

Consciente del poder de los medios de comunicación, el Presidente decidió que, sin importar sus quemaduras, debía aparecer en televisión nacional para dar muestra de su poder y autoridad. Era imposible vestirlo de manera convencional. Estaba tan afectado por la explosión que él mismo se hacía llamar “Quasimodo dinamitado”, así que llamaron al diseñador de Palacio, quien tuvo que confeccionarle un traje de cierres mágicos. Lo único que no pudo tapar fueron sus manos vendadas, que se convertirían en burla y prueba de sus robos para los supersticiosos de la nación.

La moda no es sólo estética, también escoge posiciones en la historia. Recientemente, Karen Walker quiso escoger modelos de Kenya para desfilar sus lentes. No hacerse la vista gorda ante otras culturas es tomar un lado.

El caqui es el color de los Nazis; el negro, el de la elegancia. Este video, que recopila un poco de la historia de Chanel, nos muestra cómo la selección de colores no es sólo cosa de política, sino de moda. Pero Chanel también abrió y cerró puertas en la Segunda Guerra Mundial. Ambas fuerzas imponen colores por temporadas más cortas, o más largas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s