Fashion Scans

Captura de pantalla 2014-06-05 a las 15.26.03

Once again, V Magazine shows that there is always a new point of view to think about , if we are looking at fashion. Watch this amazing editorial with pictures by Pamela Reed and Mathew Rader, and get to see what happens when you scan Pre-fall collections.

Click here to see the whole editorial in Gifs!

One Muse: Eva Chen

I love fabrics, shapes, combinations… but the things I love the most are stories. I want to know how’s the romantic life of Karl Lagerfeld (besides Choupette) I want to know what was the song that made Anna Wintour dance like crazy when she was in her teens. -We all know Bob Marley made her dance, but there’s gotta be more material here-.

But there is this one thing that makes me want to divorce fashion: I can not stand presumption. I do not get how does a Chanel bag makes a person better than the other, and I also don’t understand why some people assume that having that bag gives them super powers. That’s why I applaud when I find an editor that’s not trying to say that if you don’t have the shirt of the season, you committed the biggest crime against fashion.

I applauded  when one friend introduced me to Eva Chen, Editor at Condé Nast. Chen admits that can wear one piece of clothing until it rips apart from her body, and that  is a reason to celebrate. A person who is humble enough to admit that there is no perfect equation for a good number of a magazine.Someone who just wants to innovate in every edition and who stands away from that posture of the  God that decides what’s right or wrong, makes me want to dance to Bob Marley’s rhythm. Do you share the feeling?

Colores, Política y Moda

Moda, más allá de propuestas estéticas que dominen las tendencias de la temporada, es también entornos, contextos y puntos de vista. Moda es la relación que se puede establecer entre un diseñador y la política.

El partido Nacional Socialista (NAZI) fue moda -desde cada aspecto que se le vea-. Tuvo ese seguimiento fervoroso que crean las colecciones que corren con la suerte, o desdicha, de llegar a cada rincón del mundo. Pero también tuvo uniformes impecables, caquis, que emitían un mensaje. ¿El creador de dichos uniformes? Hugo Boss.

Venezuela también tiene una interesante relación entre moda y política; el presidente encargado durante la época de la pacificación, Rómulo Betancourt, enfrentaba los embates de las corrientes comunistas, después de una salida abrupta de las vías caudillistas. Eran momentos de enfrentamiento, de crítica y guerrilla. Objeto de acusaciones por robo a la nación, Betancourt declaró que de ser un ladrón, habrían de quemársele las manos.  Poco tiempo después, fue víctima de un atentado. Una bomba en su carro explotó y como resultado, quemó una gran porción de su cuerpo.

Consciente del poder de los medios de comunicación, el Presidente decidió que, sin importar sus quemaduras, debía aparecer en televisión nacional para dar muestra de su poder y autoridad. Era imposible vestirlo de manera convencional. Estaba tan afectado por la explosión que él mismo se hacía llamar “Quasimodo dinamitado”, así que llamaron al diseñador de Palacio, quien tuvo que confeccionarle un traje de cierres mágicos. Lo único que no pudo tapar fueron sus manos vendadas, que se convertirían en burla y prueba de sus robos para los supersticiosos de la nación.

La moda no es sólo estética, también escoge posiciones en la historia. Recientemente, Karen Walker quiso escoger modelos de Kenya para desfilar sus lentes. No hacerse la vista gorda ante otras culturas es tomar un lado.

El caqui es el color de los Nazis; el negro, el de la elegancia. Este video, que recopila un poco de la historia de Chanel, nos muestra cómo la selección de colores no es sólo cosa de política, sino de moda. Pero Chanel también abrió y cerró puertas en la Segunda Guerra Mundial. Ambas fuerzas imponen colores por temporadas más cortas, o más largas.